Imagen relacionada con la noticia

El 10 de agosto, San Lorenzo, hace unos años se celebraba en esta fecha la fiesta de los quintos, que ahora ha pasado al mes de julio. Antiguamente, las fiestas mayores se celebraban el 28 de agosto, San Agustín (durante tres días), y la fiesta consistía en música por parte de la orquesta de Peñarroya, cucañas en la plaza, carreras a pie, con bicicleta y con machos. La verbena era en la plaza (en el trinquete, conocido en el pueblo como “lo cobertiz”). Para estos días se preparaban pastas caseras y se bebía aguardiente. El día de San Agustín había misa y procesión, y las mujeres se vestían con sus mejores galas (trajes de labradoras) y los hombres de baturros, bailando luego todos la jota en la plaza. El último día iban a comer al río, “Día de la Huerta” (arroz y cordero) y por la tarde pescaban para merendar.

Hoy en día San Lorenzo no se celebra como tal, sino que se enmarca dentro de las fiestas patronales, el tercer fin de semana de agosto. Los actos litúrgicos se celebran el domingo. Como novedad, decir que las verbenas se celebran ahora en la explanada que hay detrás de la iglesia, siendo el acto más tradicional el desfile de carrozas que se viene realizando desde los años 60-70. Uno de los actos que en la actualidad tiene gran afluencia y atracción, es el recorrido de peñas con la charanga antes del pregón y posterior chupinazo como comienzo de las fiestas.