Puente de Cananillas

Puente sobre el río Bergantes. Está situado a 4 km. del casco urbano. El puente une los términos municipales de Aguaviva con La Ginebrosa, ya que el río hace de límite municipal. La fecha de construcción es 1622, pero los arranques evidencian una fecha de construcción anterior, siendo la fecha de 1622 una reparación o ampliación del puente. Contaba con cuatro arcos de medio punto, aunque la riada del año 2000 le causó graves desperfectos, perdiendo dos arcos. Ha sido restaurado en 2009 a través de un Taller de Empleo de INAEM.

Molino Harinero

Este molino se encuentra a 3 km del casco urbano de Aguaviva, muy cerca del cauce del río Guadalope. Es un molino harinero de balsa que se alimenta con una acequia que en su último tramo discurre por un acueducto. Se data en el siglo XVIII. En la clave del arco de entrada se lee la fecha de 1738. El arco del acueducto alcanza los 8 metros de altura y salva el barranco de los Herreros. El molino conserva gran parte de la maquinara para elaborar harina así como las posteriores máquinas para la fabricación de electricidad. Funcionó hasta la década de los 60 del pasado siglo y su tejado ha sido restaurado recientemente.

Nevera

boveda_frio_logoEl antiguo pozo de la nieve se localiza a 551 metros de altitud, en las afueras del casco urbano. Se accede hasta el mismo siguiendo el camino de prolongación de la calle La Fuente, cuyo desvío está situado al final del pueblo, perpendicular a la travesía que atraviesa la localidad en dirección a Zorita del Maestrazgo y Morella. La nevera está emplazada junto al camino, en lo alto de un pequeño promontorio situado a la derecha del mismo, el cual domina una amplia extensión de terreno llano. La construcción del depósito fue realizada en la ladera, aprovechando el desnivel para facilitar su excavación.

El depósito es de planta circular, con paredes realizadas mediante piedra sillar tosca alternada con mampuestos careados, ajustando su colocación en seco y en algunas zonas con argamasa de tierra y cal. Se puede observar la presencia de vanos ciegos en los muros, con una finalidad de técnica constructiva de los mismos o para situar una plataforma que facilitase el trabajo en el interior de la nevera. El acceso al pozo era de tipo lateral, situado en la intersección entre el final del mismo y el principio de la cúpula, conservándose todavía la rampa de pendiente descendente que precedía a la abertura, de 1’7 metros de largo por 0’9 metros de ancho, situada a modo de hendidura en el muro y flanqueada en sus costados por las propias paredes de la construcción. Su amortización parcial no permite conocer si existían elementos de desagüe.

El depósito tiene unas medidas aproximadas de 4’5 metros de diámetro, reduciéndose 1 metro por cada extremo a la altura visible de los restos de la bóveda y unos 2-2’5 metros de profundidad observable, que estarían asociadas a una nevera de capacidad media respecto al conjunto de pozos de nieve de la comarca. La carga de la nieve se realizaba por el vano cuadrangular cenital: dispuesto en la parte superior de la cubierta del pozo. Su estructura y emplazamiento parecen adscribirla claramente al grupo de neveras comunales de carácter urbano, construidas para el abastecimiento a la propia población.

Durante años fue utilizada como vertedero de basura y animales, conservándose en buen estado el pozo y parte del arranque de la cubierta de piedra. De la antigua cubierta de piedra, a modo de falsa bóveda por aproximación de hiladas, permaneció el arranque de la misma, alternando sillares y mampuestos. En 2008, mediante una intervención con el objetivo de revalorizar el patrimonio monumental local, se procedió a la eliminación de los vertidos que conservaba en su interior y a la reconstrucción de la parte superior del abovedamiento.

Fuente y lavaderos